CONSEJOS PARA LOS PADRES EN LA ERA DIGITAL.
LOS NIÑOS Y LA TECNOLOGÍA

En estos tiempos en que los niños están creciendo en un mundo digital, es importante que aprendan a hacer un buen uso de las tecnologías. Las ventajas de estos dispositivos, si se utilizan de manera apropiada, pueden ser grandes, pero los estudios han revelado que pasar tiempo cara a cara con la familia, los amigos y los profesores cumple una función fundamental en promover el aprendizaje y el desarrollo saludable de los niños.
Los padres y madres juegan un papel fundamental en este aprendizaje y hay que recordar qué se debe aplicar a las pantallas y los entornos digitales las mismas pautas de crianza y sentido común que aplicamos en los entornos reales.
Aquí les presentamos algunos consejos para ayudar a los padres a navegar el paisaje digital que están explorando con sus niños.

  1. Lidie con el mundo mediático como lo haría con cualquier otro entorno en la vida de su niño.
    Fije límites; los niños los esperan y los necesitan. Conozca a los amigos de sus niños, tanto en línea como fuera de esta.

  2. Fije límites y anímese a tomar tiempo de recreo.
    El uso de la tecnología, como el resto de las actividades, debe tener límites razonables. Haga del tiempo libre de dispositivos digitales una prioridad diaria, especialmente para los niños muy jóvenes.

  3. Las familias que juegan juntas, aprenden juntas.
    La participación en familia también es importante para las actividades mediáticas, promueve las interacciones sociales, la unión y el aprendizaje.

  4. Sea un buen ejemplo.
    Enseñe y sea un buen ejemplo de amabilidad y de buenos modales en línea. Y, debido a que los niños son grandes imitadores, limite su propio uso mediático.

  5. Sepa el valor de la comunicación frente a frente.
    La práctica de hablar de acá para allá (recíprocamente) con su niño es crítica para el desarrollo del lenguaje. Las conversaciones pueden ser frente a frente, o si es necesario, por chat de video, cuando un padre tiene que viajar o con un abuelo que vive lejos.

  6. Cree zonas libres de tecnología.
    Mantenga las horas de comer en familia y otros encuentros familiares y sociales libres de tecnología. Estos cambios incitan a pasar más tiempo en familia, a hábitos alimentarios saludables, mejor sueño: todas estas son muy fundamentales para el bienestar de los niños.

  7. No utilice la tecnología como un pacificador emocional.
    Se les debe enseñar a los niños a cómo identificar y controlar las emociones fuertes, ocurrírseles actividades para controlar el aburrimiento, o para calmarse usando técnicas de respiración, a hablar de maneras para solucionar problemas, y encontrar otras estrategias para canalizar las emociones.

  8. Aplicaciones para niños.
    Mas de 80.000 aplicaciones se etiquetan como educativas, pero pocos estudios de investigación han revelado su valor real. Los productos que se promocionan como “interactivos” deben requerir más que “pulsar y tocar el panel táctil”.

  9. No es problema que su hijo esté en línea.
    Las redes sociales pueden ayudar a sus hijos a explorar y descubrir más sobre sí mismos y a identificar su lugar en el mundo de los adultos. Sólo cerciórese de que su adolescente se comporta de manera apropiada en el mundo real y en línea.

  10. Recuerde: Los niños siempre serán niños. Los niños cometerán errores usando los medios digitales.
    Intente lidiar con los errores con empatía y haga que el error se convierta en una lección aprendida. Los padres deben echar una mirada más atenta a los comportamientos de sus niños y, si es necesario, conseguir el apoyo de un profesional, incluyendo el de su pediatra.

Los medios y los dispositivos digitales son una parte integral de nuestro mundo de hoy. Las ventajas de estos dispositivos, si se utilizan de manera moderada y apropiada, pueden ser grandes. Pero, los estudios de investigación han revelado que pasar tiempo frente a frente con la familia, los amigos y los profesores cumple una función fundamental en promover el aprendizaje y el desarrollo saludable de los niños. Mantenga contacto frente a frente y no se pierda detrás de una corriente de contenido mediático y de la tecnología.