¿Cómo proteger a los niños y adolescentes ante el acoso y violencia en internet?

La idea errónea de “a mis hijos no les pasará” solo cambia cuando realmente pasa. En el mundo digital, donde todo tipo de personas accede desde varios dispositivos a internet, una de las mortificaciones de los padres con sus hijos, son los riesgos a los que se exponen mientras navegan. Un día el niño o niña ha chateado con alguien que no era quien decía ser y acaba sufriendo chantaje, humillaciones y amenazas. El ciberacoso incluye enviar, publicar o compartir contenido negativo, nocivo, falso, o cruel sobre otra persona. Esto puede incluir compartir información personal o privada sobre alguien más, algunos acosos por Internet pasan a ser un comportamiento ilegal o criminal. Cada vez inicia a edades más tempranas debido al fácil acceso de los niños a las redes, pero ¿Sabemos qué hacer para protegerlos del mundo digital? Los expertos en seguridad nos dan algunas recomendaciones:

NO PROHIBIR

El mundo digital y el crecimiento de los niños están de la mano, es imposible prohibir el acceso a la tecnología dado a que su evolución podría quedarse anclada. Evitar el acceso a una red social no servirá de nada, de una o de otra forma terminarán accediendo a escondidas para no sentirse excluidos de sus grupos de amigos. Esto impedirá que los padres tengan cierta vigilancia en la actividad online de sus hijos y tomar el control en caso de ser necesario. Como recomendación es necesario establecer límites, como instalar el equipo en un área común de la casa y no en el cuarto del niño, marcar horarios para estudiar con la tablet y horarios de ocio, es importante respetar los acuerdos por ambas partes.

PROTECCIÓN A LA PRIVACIDAD

Es importante educar a los hijos enseñándoles a tener una vida sana con y sin internet. Lo que puede ser obvio para un adulto no lo puede ser tanto para un adolescente, por ello es importante hacer conciencia y enseñarles normas básicas de seguridad en Red, tales como no revelar sus nombres ni las direcciones de su casa o escuela, contar a sus padres u otros adultos en los que confíen si se ven inmersos en conversaciones o temas inquietantes en internet, etc. Es conveniente la monitorización de las cosas que publican en redes sociales, teniendo especialmente cuidado con las fotos y vídeos, ya que el niño puede ser localizado en la foto a través de las etiquetas de geolocalización. Para evitar problemas serios, esta opción debería ser desactivada.

ATENCIÓN AL ACOSO

Las agresiones digitales se pueden manifestar de varias maneras como: robar la contraseña de la víctima y publicar algo desde su cuenta, publicar fotos embarazosas de la víctima públicamente, recibir mensajes obscenos e inquietantes, etc. La monitorización del ordenador y control parental son dos buenas opciones para detectar prematuramente estas situaciones, que deberán ser comunicadas a la autoridad escolar y/o policial competent